La epilepsia es una enfermedad neurológica crónica común en perros. En Rhodesian Ridgebacks, se ha descrito una epilepsia mioclónica de inicio temprano con fotosensibilidad. Los primeros síntomas se hacen visibles entre las 6 semanas y los 18 meses de edad.

El factor genético que predispone para Epilepsia mioclónica Juvenil se hereda en un modo autosómico recesivo. Esto significa que el perro puede estar libre de la enfermedad (homocigoto normal), afectado (homocigoto afectado) o portador no sintomático (heterocigoto). Los portadores no desarrollarán la enfermedad pero si transmitirán el alelo defectuoso al 50% de su descendencia.

» Regresar a Noticias